San Isidro, Buenos Aires | |

 

 

 

 

 

 

     
Telegram Compartir en WHATSAPP Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook    
  .: NOTICIAS

Homenaje al Capitán Aldo Garrido en San Isidro
   
Al cumplirse un nuevo aniversario de su muerte, se rindió homenaje este martes 17 de Febrero junto al busto que lo recuerda, al Capitán Aldo Roberto Garrido, recordado policía que custodió la zona céntrica de San Isidro durante casi tres décadas.

Al pie del busto ubicado en la intersección de 9 de Julio y Pasaje Capitán Aldo Garrido (ex Chacabuco), obra de la artista Hilda D'Aiello, se ubicaron las ofrendas florales de la Cámara de Comercio e Industria del Partido de San Isidro, del intendente Gustavo Posse, de la Comisario Inspector Adriana Peve, del Frente Renovador San Isidro, entre otras.

Minutos después de las 10:30 el presidente de la Cámara de Comercio, Alberto Vitorelli, junto a Marta Barberis, viuda del policía, y al presidente del Concejo Deliberante, Dr. Carlos Castellano, hizo uso de la palabra y destacó la presencia cotidiana del recordado servidor público. "Garrido para San Isidro es un símbolo y las comunidades tienen que vivir de estos símbolos. Garrido trazó la huella del orden, ese orden que nos está faltando", señaló Vitorelli.

Marta Barberis, por su parte, agradeció la presencia de todos y la difusión realizada en memoria de Aldo Garrido, además de la conceptuosa carta de lectores de Carlos Castellano que fuera publicada en un matutino porteño el lunes 16.

"Garrido fue un ejemplo de buen policía y de buena persona, un ejemplo de servidor público, y es el modelo de policía que a nosotros en San Isidro nos interesa que se implemente, para eso queremos la policía local", dijo a Portal UNO el presidente del legislativo local, Carlos Castellano. "Un policía que es amigo de los vecinos, que conoce los barrios. Garrido fue, en mi caso particular, un amigo. A seis años de su fallecimiento Dios lo debe tener cerca de él porque fue una buena persona", concluyó.

"Este hombre realmente nos cuidaba", dijo por su parte el comerciante Ángel Olivero, visiblemente emocionado por la figura de Aldo Garrido, el policía que aconsejaba a las señoras y a los chicos. "Era una persona única, no lo pudieron imitar. Cuando él tuvo 60 años no quiso que lo retiraran. Todo homenaje que se le pueda hacer es poco", aseguró.

El día anterior a que fuera asesinado, el 16 de Febrero de 2009, le habían confirmado que no pasaría a retiro y que podría continuar patrullando las calles. Y tal vez por eso, en cierto modo, continúa en el aire del centro de San Isidro, porque el acto de valentía que protagonizó lo proyectó inmejorablemente en el tiempo.

Garrido (conocido familiarmente como Cacho) había nacido en Tucumán en 1947 e ingresó a la fuerza policial el 2 de Abril de 1977. Ejerció su labor profesional durante 27 años en la zona céntrica de San Isidro. Conoció a los comerciantes y vecinos del lugar, dialogaba con ellos y les daba consejos. Se convirtió en una figura típica de la zona y amigo de varios vecinos. A principios del 2009 le habían comunicado que ya podía jubilarse pero le pidió a un juez que no lo retiraran pues quería seguir cuidando la seguridad de los vecinos. Finalmente el día 16 de Febrero decidieron no retirarlo ya que consideraban que era muy querido y útil en la zona.


EL RECUERDO DE GARRIDO
(por Carlos Castellano)

La historia breve y fría dice que Aldo Garrido era un policía de la provincia de Buenos Aires que dedicó 27 de sus 31 años de servicio en San Isidro y que el 17 de febrero de 2009 -mañana se cumplen seis años- fue asesinado cuando intentó impedir un asalto. Post mórten, fue ascendido a capitán. Pero para varias generaciones de San Isidro fue mucho, mucho más. Garrido -porque no era Aldo, ni sargento, ni teniente, ni otro nombre, sino Garrido- era el policía de la esquina, el que recorría todas las cuadras y a quien se lo encontraba en la calle, nunca dentro de la comisaría, siempre caminando. Pese a que en esa zona de comercios, tribunales, bancos y colegios hay miles de personas todos los días, el conocía a muchos y todo el movimiento. Y muchos lo conocíamos a él y lo respetábamos tanto por su dedicación de servidor público como por buena persona.

Garrido siempre lucía impecable, no por vanidoso, sino porque estaba orgulloso de su uniforme, que vestía de autoridad a una persona amable. Por eso, los chicos de los colegios lo buscaban si tenían un problema y hasta aceptaban que los sermoneara si habían hecho algo que no estaba bien. Los chicos estaban tranquilos. Por eso, los comerciantes y vecinos hacían amistad con ese policía que los saludaba todos los días y los cuidaba hasta dándoles consejos. Y estaban tranquilos. El día que lo asesinaron nos quitaron un amigo, una parte del alma del lugar y la tranquilidad. Pasados los 60 años, pidió y obtuvo como gran favor que no lo retiraran para poder seguir siendo el policía de la cuadra, Garrido nos dejó buenos recuerdos y la esperanza de poder conseguir que su ejemplo se transforme en un modelo de policía cercana, con efectivos que permanezcan en un mismo lugar por mucho tiempo para conocerlo y quererlo, y al mismo tiempo sean reconocidos y respetados por los vecinos.

Si logramos tener esa policía municipal que estamos reclamando, vamos a recuperar parte de lo que nos quitaron y rendirle el mejor homenaje a Garrido, el buen policía de las calles de San Isidro.

whatsapp

 

Firma

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

 

 


 
 
Toda vida vale
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA DAMAS ROSADAS MARCHA POR LA VIDA FUNDACION CONIN
CUIDAR TU VIDA EN TUS MANOS FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO MADRES DEL DOLOR FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA FUNDACIÓN COR FUNDACION NOSOTROS
LA CHATA SOLIDARIA CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA
INSTITUCION FÁTIMA

BUSCADOR
Google

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

Portal UNO Argentina
Todos los derechos reservados | 2004-2024