San Isidro, Buenos Aires | |

 

 

 

 

 

 

     
Telegram Compartir en WHATSAPP Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook    
  .: APRENDER A CUIDAR

 
El durazno
   
También conocido como melocotón es de origen asiático, su nombre científico es Prunus persica, y pertenece a las familia de las rosáceas, orden rosales.

Esta fruta de piel aterciopelada, posee una carne amarilla o blanquecina, de sabor dulce que despide un delicado aroma.

El durazno reconoce variedades cuyo carozo (hueso) se separa fácilmente y otras que se adhieren firmemente a la carne.

Las variedades de carne blanca son típicamente muy dulces, con escaso gusto ácido y las más populares de países como China, Japón y sus vecinos asiáticos, mientras que las de carne amarilla predilectas de los países europeos y norteamericanos, poseen un fondo ácido, que se paladea junto al dulzor.

La producción argentina de durazno asciende a 200.000 toneladas, con 34.000 hectáreas cultivadas. Las áreas productoras se encuentran en Mendoza, donde la superficie total implantada con durazneros es de 20.500 hectáreas, el 25% del total del área dedicada a la fruticultura provincial, seguida por el NE de la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Rio Negro y Neuquén.

Esta actividad genera un producto bruto anual que oscila entre los 150 y los 180 millones de dólares y un importante volumen de puestos de trabajo en las distintas etapas de la cadena agroindustrial, incluyendo las de producción primaria: viveros y producción de la fruta, la de poscosecha de frutas frescas (acondicionamiento, empaque, conservación y transporte frigorífico) y la de industrialización.

Además los duraznos cuentan con interesantes posibilidades de exportación en el ámbito del Mercosur y también en mercados más lejanos, como Europa y Medio Oriente.


TRES RECETAS

Duraznos en gelatina
Escurrir 2 latas de duraznos o damascos en almíbar. Al almíbar agregarles vino blanco seco hasta obtener 1 litro de líquido. Añadir 40 g de gelatina en polvo sin sabor, licor a gustos y gotas de colorante vegetal. Hacer hervir unos minutos y dejar entibiar. Colocar los duraznos o damascos en copas y bañar con la gelatina. Llevar a la heladera y, en el momento de servir, decorar con crema chantilly.

Budín de duraznos
Cocinar a fuego suave 100 gramos de azúcar con 3 cucharadas de agua, hasta obtener un caramelo; cubrir con él, el interior de una budinera. Aparte, mezclar en un bol 3 huevos y las 3 cucharadas de azúcar, batir hasta espesar la preparación y agregar 3 cucharadas de harina. Pelar y cortar 1 kg. de duraznos en gajos y acomodar en la budinera, agregar la preparación anterior y cocinar en horno moderado durante 35 minutos apróx. Retirar, dejar enfriar, desmoldar y servir.

Helado de Durazno
Poner a fuego fuerte el agua de una taza de te 350 gramos de azúcar hasta lograr un almíbar consistente, pelar medio kilo de duraznos y pasar su pulpa por la licuadora o la procesadora, luego pasarlo por tamiz, el total de la fruta deberá pesar 400 gr. Agregar el jugo de dos limones y el almíbar. Ponga la mezcla a enfriar, batir una crema de 250 cc a punto chantilly y a añadir al puré de frutas, poner en el congelador hasta obtener el helado, revolviendo cada tanto para que la mezcla resulte cremosa y no se cristalice.


 
whatsapp telegram

 

Firma

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

 

 

 
 
Toda vida vale
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA DAMAS ROSADAS FUNDACION CONIN
CUIDAR FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO MADRES DEL DOLOR FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA FUNDACIÓN COR
FUNDACION NOSOTROS LA CHATA SOLIDARIA CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER
LA MERCED VIDA FUNDACION ESCOLARES
INSTITUCION FÁTIMA MARCHA POR LA VIDA

BUSCADOR
Google

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

Portal UNO Argentina
Todos los derechos reservados | 2004-2023