San Isidro, Buenos Aires | |
       
Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook      
  .: ACADÉMICAS

 
En la Argentina se consume más del doble de la cantidad recomenda de sal
   
Los alimentos elaborados son cada vez más corrientes y accesibles y, a nivel mundial, hay una mayor tendencia a consumir alimentos ricos en energía que contienen muchas grasas saturadas, ácidos grasos trans, azúcar y sal. Además, las personas comen menos frutas, verduras, harinas integrales y legumbres, elementos clave para llevar una alimentación saludable y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Según la Organización Mundial de la Salud, en 2017 murieron 17.800.000 de personas afectadas por enfermedades cardiovasculares, lo que representa el 32% de todas las muertes registradas en el mundo (aproximadamente 3 de cada 10).

La tensión arterial alta (hipertensión) es un factor de riesgo importante para las enfermedades cardiovasculares, en especial los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares (ACV). En Argentina el 34% de la población mayor a 18 años es hipertensa, una tendencia que se reitera a nivel mundial donde 1 de cada 3 personas tiene una presión arterial que supera los valores normales.

El elevado consumo de sodio, MAYOR A LOS 5 GRAMOS DE SAL POR DÍA recomendados (1 cucharadita tamaño té) contribuye a la hipertensión arterial, por lo que la reducción de la ingesta de sal se considera una de las medidas más costo-eficaces que los países pueden tomar para mejorar la situación sanitaria de la población.

Cada año se podrían evitar 2.500.000 de muertes si el consumo de sal a nivel mundial se redujera al nivel recomendado.

El sodio es un nutriente importante de la dieta. No obstante, la mayoría de las personas consume más de lo que cree y de lo que es saludable. En América, los promedios de consumo de sal van desde 12 GRAMOS AL DÍA en Argentina y 11 gramos diarios en Brasil, a 8,5-9 gramos por día en Canadá, Chile y Estados Unidos.

La mayoría de la sal en exceso que consumen las personas no proviene de los saleros sino de los alimentos procesados como el PAN, GALLETITAS, COMIDAS PROCESADAS E INSTANTÁNEAS, FIAMBRES, SNACKS, CONDIMENTOS, ADEREZOS Y CALDOS.

El mejoramiento de los hábitos alimentarios es una responsabilidad que incumbe tanto al individuo como a la sociedad. Las políticas y estrategias públicas deben crear entornos que permitan a las poblaciones consumir cantidades suficientes de alimentos saludables y nutritivos, con bajo contenido de sal.

Argentina cuenta con un conjunto de herramientas legales, normas y programas vinculados a políticas alimentarias. En cuanto a las políticas para reducir el consumo de sodio, en el año 2013 se sancionó la Ley Nacional Nº 26.905 que establece medidas de promoción y de regulación del contenido de sodio de ciertos grupos de alimentos. Esta iniciativa tiene como principales objetivos concientizar a la población sobre la necesidad de disminuir la incorporación de sal en las comidas, la reducción progresiva del contenido de sodio de los alimentos procesados mediante acuerdos con la Industria de Alimentos, como así también la reducción del contenido de sal en la elaboración del pan artesanal.

Asimismo, se están implementando estrategias para dar cumplimiento a los otros puntos de la ley: capacitación a gastronómicos, panaderos, hoteleros, escuelas de gastronomía, responsables de servicios de alimentación, empleados de restaurantes y hoteles; y desarrollo de mensajes de advertencia sanitaria sobre el riesgo del consumo excesivo de sodio, a colocar en los envases de sal de mesa, entre otras.

Algunas recomendaciones para reducir el consumo de sal en el hogar:

  • Usar especias y hierbas aromáticas durante la preparación de los alimentos, en lugar de sal.
  • No colocar saleros en la mesa;
  • Limitar el consumo de alimentos procesados, industrializados. En caso elegirlos preferir los de bajo contenido en sodio (atención a las etiquetas).
  • Educar a los niños y crear un entorno propicio para que adopten tempranamente una dieta baja en sodio.
  • Priorizar la compra, preparación y consumo de alimentos frescos (frutas, verduras, huevos, carnes, almidones y legumbres). 

-> Lic. Constanza Echevarría, profesora de la carrera de Nutrición de la Universidad Austral.

 

 

.: Portal UNO Argentina

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

 

 

 
 
Ver farmacias de turno en San Isidro
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
ENCUESTA
¿Qué incide más para tener un país mejor?
Mejor educación
Mayor seguridad
Más trabajo

Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA ROTARY CLUB DAMAS ROSADAS FUNDACION CONIN
CUIDAR CASA DE GALILEA FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
BIBLIOTECA POPULAR DE SAN ISIDRO MADRES DEL DOLOR FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA CENTRO DE EXCOMBATIENTES DE MALVINAS SAN ISIDRO FUNDACIÓN COR
TU VIDA EN TUS MANOS ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO UASI LA CAVA CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER
INSTITUCION FÁTIMA
LA CHATA SOLIDARIA ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA FUNDACION NOSOTROS

BUSCADOR
Google

PORTADA

FAMILIA

ENTIDADES

PUBLICIDAD

EFEMÉRIDES

RELIGIOSAS

HISTORIAS

PLANO

SANTORAL

VALORES

ECOLOGÍA

GUÍA DE COLEGIOS

AGENDA

NOTICIAS

JARDINERÍA

GUÍAS DE DATOS

RESTAURANTES

COMENTARIOS

MASCOTAS

GUÍAS DE ORGANIZACIONES

ACTIVIDAD CULTURAL

DEPORTES

SALUD

FARMACIAS

EDUCACION

ENVIAR INFORMACION

FAVORITOS

 

P o r t a l   U N O   A r g e n t i n a
Todos los derechos reservados | 2004-2020