San Isidro, Buenos Aires | |
       
Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook      
  .: GÉNERO

 
El totalitarismo de la ignorancia busca incautos que se rindan a sus pies
   
Aunque los vimos en revistas, en el cine y en la televisión, cientos de personajes, cosas y procedimientos carecen de existencia. No son, nunca lo fueron, es imposible que sean,... Aunque escuches a muchos asegurando lo contrario con aires de sabiondos.

Un estudio realizado en casi 500.000 personas determinó que, al igual que el hombre invisible que viste traje y sombrero, no existe un gen que determine la homosexualidad. La información fue publicada por la revista "Science" con base en organizaciones dedicadas al estudio del genoma humano.

El trabajo estuvo a cargo de Andrea Ganna (Hospital Genético de Massachusetts) y del equipo científico del Laboratorio Europeo de Biología Molecular en el Instituto de Medicina Molecular de Finlandia. También participaron científicos de Harvard, del Instituto Karolinska de Suecia y la Universidad de Amsterdam, entre otros.

En la Argentina el científico Alberto Kornblihtt (Conicet) señaló “no existe ninguna combinación de marcadores genéticos que puedan predecir con algún sentido que una persona va a tener cierta orientación sexual. Es decir que los genes no son los que determinan y que, indudablemente, hay un componente ambiental”.


No existen ni el gen homosexual ni la homofobia

A pesar de que quienes defienden la vida y la familia en su diseño natural y original, que se oponen a la perniciosa ideología de género, suelen recibir la calificación de "homofóbicos", la realidad es que esa palabra es sólo un recurso inventado, carente de todo rigor científico, que busca atacar a la naturaleza y a los valores de la sociedad.

Si se busca la etimología de este término hay que partirlo en dos y ver que "homo" para el latín refiere a "hombre" y para el griego a "igual". "Fobia", por su parte, señala a una enfermedad mental caracterizada por situaciones de pánico incontrolable hacia objetos, animales y situaciones. El neologismo "homofobia" bien podría definir, entonces, una enfermedad mental que produce crisis ante los hombres o ante la igualdad..., pero los militantes del lobby LGTBI le adjudican otro sentido, el mismo que le otorga torpemente la Real Academia Española.

Tan extendido está el uso del término anticientífico que en 2007, por ejemplo, el Parlamento Europeo, integrado en su mayoría por socialistas y miembros de la masonería, condenó a Polonia por "homofobia" ya que ese país no permitía promover en sus escuelas el estilo de vida sodomítico o "gay". La medida incluyó el envío de una misión diplomática para presionar al gobierno polaco para que desista de su soberana actitud.

Las fobias son un problema serio que se busca controlar con tratamientos que logran reducir los síntomas que alteran la calidad de vida de quien las padece.

Quien teme de modo enfermizo a los lugares cerrados padece de "claustrofobia", un término bastante difundido a diferencia de "ailurofobia" (miedo a los gatos), "nictofobia" (miedo a la oscuridad), "batofobia" (miedo a la profundidad), "hodofobia" (miedo a los viajes) o "demofobia" (miedo a las multitudes), por mencionar algunos de los trastornos psiquiátricos conocidos como fobias.

No se trata de simples rechazos o poco gusto por los gatos, la oscuridad, los océanos o los viajes, sino de verdaderas situaciones de pánico con síntomas físicos severos como pensamientos distorsionados y extremos, sudoración, respiración anormal, alteración del ritmo cardíaco, temblores o escalofríos que la persona no puede dominar.

Pero, valga decirlo con claridad, NO EXISTE una enfermedad mental que se manifieste de esa forma ante la presencia de personas homosexuales (con todas sus particulares variantes).

La ideología de género, un expresión totalitaria que reclama (y consigue) apoyos de los gobiernos y empresas para imponer sus caprichos, considera que quien no la comparte o la combate es un disidente que debe ser disciplinado y es... un enfermo mental.

Tal calificación es, cuanto menos, discriminatoria. Pero como estamos refiriéndonos a una concepción totalitaria, anticientífica, violenta de muchas formas, nada puede sorprender. Quienes piensan que la naturaleza es sabia, equilibrada, completa y plena, salvo cuando la humanidad se empeña en contradecirla, no pueden adherir a un sistema que niega la ciencia, la biología y a la célula fundamental de toda sociedad, como es la familia.

Como ha señalado insistentemente Nicolás Márquez en cientos de conferencias frente a multitudes, las fobias son clasificadas en manuales de psiquiatría (1) y en ninguno de ellos tiene cabida la enfermedad inventada de la "homofobia".

El término “homofobia” fue inventado por el psicólogo George Weinberg en 1965, quien lo incluyó en 1972 en su libro "Society and the healthy homosexual (La sociedad y el homosexual saludable).

Arthur Evans, el cofundador de Gay Activists Alliance (Alianza de Activistas Homosexuales), admitió en un artículo titulado "The Logic of Homophobia" (La lógica de la homofobia) que la palabra fue inventada por Weinberg porque era un "amigo" de la comunidad a la que "asistía regularmente".

La violencia de género no existe, existe la violencia, ya que las personas no tienen género sino sexo. Las personas pueden ser violentas (¡Vaya novedad!) y la fantasía de que lo son hacia otras sólo por pertenecer a un sexo determinado no tiene sentido.

Del mismo modo, alguien que no comparte el estilo de vida homosexual -y mucho menos la promoción de la homosexualidad entre niños y jóvenes- no tiene una enfermedad mental, ya que eso implicaría que sólo son calificados "sanos",... aquellos que apoyan o viven en la antinatura.

(1) Diagnostic and statistical manual of mental disorders (DSM) de la American Psychiatric Association.

[Fuentes: Aciprensa / Universidad de Navarra / RAE / AICA / Science]

 

 

.: Portal UNO Argentina

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

 

 

 
 
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
ENCUESTA
¿Qué incide más para tener un país mejor?
Mejor educación
Mayor seguridad
Más trabajo

Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA ROTARY CLUB DAMAS ROSADAS FUNDACION CONIN
CUIDAR CASA DE GALILEA FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
BIBLIOTECA POPULAR DE SAN ISIDRO MADRES DEL DOLOR FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA CENTRO DE EXCOMBATIENTES DE MALVINAS SAN ISIDRO FUNDACIÓN COR
TU VIDA EN TUS MANOS ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO UASI LA CAVA CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER
INSTITUCION FÁTIMA
LA CHATA SOLIDARIA ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA FUNDACION NOSOTROS

Ver farmacias de turno en San Isidro
BUSCADOR
Google

PORTADA

FAMILIA

ENTIDADES

PUBLICIDAD

EFEMÉRIDES

RELIGIOSAS

HISTORIAS

PLANO

SANTORAL

VALORES

ECOLOGÍA

GUÍA DE COLEGIOS

AGENDA

NOTICIAS

JARDINERÍA

GUÍAS DE DATOS

RESTAURANTES

COMENTARIOS

MASCOTAS

GUÍAS DE ORGANIZACIONES

ACTIVIDAD CULTURAL

DEPORTES

SALUD

FARMACIAS

EDUCACION

ENVIAR INFORMACION

FAVORITOS

 

P o r t a l   U N O   A r g e n t i n a
Todos los derechos reservados | 2004-2018