San Isidro, Buenos Aires | |
       
Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook      
  .: RELIGIOSAS

 
Procesión y misa por Nuestra Señora de Lourdes en Beccar
   
En el día en que la diócesis de San Isidro cumplía 61 años desde su creación y como sucede todos los años, la feligresía de la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes [Posadas 312, Beccar] se reunió el domingo 11 de Febrero para participar de las actividades centrales de su Patrona.

Pasadas las 19:00 la imagen de la Santísima Virgen fue colocada en el vehículo de la Sociedad de Bomberos Voluntarios de San Isidro que encabezó la procesión. Con cánticos y rezos la columna de fieles (algo menos numerosa que en años anteriores) fue deteniéndose en postas dedicadas a la Virgen que los vecinos instalaron.

Luego de recorrer las calles Haedo, Ingeniero Marconi, Maestro Santana, José Ingenieros y Haedo, se arribó al sector lateral del templo donde, tradicionalmente, es celebrada la Santa Misa.

En esta oportunidad, como sucediera anteriormente, no participó el obispo diocesano, monseñor Oscar Vicente Ojea, como tampoco el obispo auxiliar, monseñor Fassi. La celebración eucarística fue oficiada por el párroco Guillermo Carbó, acompañado por el párroco de San José Obrero [Roma 2037, Beccar], Pbro. Sergio Lagaronne.

Luego de la lectura del Evangelio de San Mateo referido a la caridad cristiana, el párroco Carbó reflexionó sobre la consigna que habían elegido para la celebración patronal.

Además de la costumbre de modificar los textos de misa (algunas frases dichas de "tu" y otras de "vos"...) y los ya conocidos errores litúrgicos que se producen en esta parroquia (partición de la hostia en la Consagración y la pronunciación de una parte de la plegaria eucarística por los fieles), el altar carecía de la cruz que debe presidir toda Santa Misa.

Durante la homilía, el presbítero Carbó citó una anécdota para ponderar la importancia del acompañamiento. "Para poder acompañar tenemos que tener un corazón libre. Si nuestro corazón está preso de prejuicios, de rencores, si no respetamos al otro, no es acompañar. Acompañar no es llevarlo de la mano y que vaya para donde yo quiero. Un corazón libre es el que acompaña el camino del otro."

Explicando que el lema de estas fiestas patronales fue pensado por él junto al consejo parroquial, Carbó dijo "nos pareció importante que dijera acompañar en 'nuestro caminar' y no en 'nuestro camino'. No es que queremos que todo el mundo venga a nuestro camino, y como es el único y verdadero entonces queremos que todos (lo sigan). Nos acompañamos en 'el caminar'. Un corazón 'libre' es el que sabe respetar eso, que no le exige al otro que siga el camino propio. Y 'que lindo' si yo me puedo desviar un ratito del mío para acompañarte, y 'qué lindo' si vos también te animás a desviarte de tu camino para acompañarnos."

"Queremos ser una comunidad que no se llene de exigencias, de reglas, de condiciones, sino que tenga un corazón libre para acompañar. Eso es lo que tenemos que hacer como Iglesia, esa es la vocación que 'sentimos' que es la de la comunidad."

Acto seguido, el párroco anunció que de entre los fieles aparecerían personas portando carteles con una leyenda 'con media actitud' que se unirían a otras para "caminar juntas" hacia un corazón de paño que estaba instalado junto al altar, al pie de la Virgen.

"Cada uno no tiene toda la verdad, tiene 'un poquito', y si nos unimos a otros y caminamos juntos nos podemos 'acompañar'", dijo el sacerdote Carbó.

Perdiendo la oportunidad de hablar claramente sobre el verdadero y único Camino, Jesús, el presbítero no sólo desvistió cada palabra de todo sentido elevado, sino que impuso una pobre interpretación de qué significa ser cristiano. Incluso, como si fuera poco, tampoco apareció la Santísima Virgen de Lourdes con sus claros mensajes sobre la imperiosa necesidad de rezar el Rosario, hacer penitencia y confiar en Dios, instando a la conversión.

"Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre si no es por mí", recoge San Juan en el Evangelio para señalarnos que fuera de Él... no hay salvación posible.

Y si bien es cierto que la caída, el pecado, es posible y que, débiles como somos, podemos caer, no es algo por lo que livianamente un cristiano opte y defina como "lindo si yo me puedo desviar un ratito...". Relativizando la Verdad, ubicándola al nivel de simples puntos de vista personales, el sacerdote sentenció con la seriedad de un periodista de chimentos: que cada uno no tiene toda la verdad.

Para Carbó una comunidad parroquial no debe tener exigencias, reglas o condiciones, aunque no especificó a qué se refería con ello. La unidad de medida es el propio Cristo, no hay dudas, y fue Él quien abrió sus brazos a los pecadores, pero no al pecado. Las exigencias, las reglas, son parte de las enseñanzas de Jesús y la tradición de la Iglesia fundada por Él. Negar la necesidad de exigencias o condiciones, es negar su magisterio.


Habla el sacerdote, el pueblo escucha y luego adhiere

Impuesto (y continuado) por párrocos anteriores (Llambías y Varano) como hábito inadecuado, en la parroquia de Lourdes los fieles dicen parte de las palabras que son exclusivas del celebrante.

Las palabras "Por Cristo, con Él y en Él, a ti Dios Padre Omnipotente en la unidad del Espíritu Santo todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos", son la última parte de la plegaria eucarística.

Estas palabras son propias, única y exclusivamente, del obispo o sacerdote celebrante y de los sacerdotes concelebrantes. Y "la doxología final: por la cual se expresa la glorificación de Dios, es afirmada y concluida con la aclamación Amén del pueblo" (Instrucción general del Misal Romano, 78, h).

Por tanto durante la doxología los fieles guardan silencio y sólo intervienen para unirse a dicha doxología con un fuerte y contundente: "Amén".


¿Por qué no se debe partir la hostia en el momento de la consagración?

Partir el pan antes de la consagración constituye un abuso litúrgico que figura como tal en la Instrucción Redemptionis Sacramentum del 25 de Marzo de 2004, que no impone novedades pero sí recuerda qué corresponde y qué no en la celebración de la Misa.

"En algunos lugares se ha difundido el abuso de que el sacerdote parte la hostia en el momento de la consagración, durante la celebración de la santa Misa. Este abuso se realiza contra la tradición de la Iglesia. Sea reprobado y corregido con urgencia", dice el documento.

El rito manda que se haga la fractio después, luego del saludo de la paz y mientras se canta el Cordero de Dios. En la Ordenación General del Misal Romano se recuerda al sacerdote celebrante que "él se halla al servicio de la sagrada Liturgia y no le es lícito añadir, quitar ni cambiar nada según su propio gusto en la celebración de la Misa".

Pero hay razones más teológicas que tienen que ver con la estructura de la Misa, según los 4 verbos que figuran en la narración de la institución de la Eucaristía: "Tomó", "Bendijo", "Partió", y "Dio", que se corresponden, respectivamente, con el ofertorio, la consagración, la fracción y la comunión.

En la Misa no se hace una simple "memoria" de lo acontecido en la Última Cena, por eso cuando el sacerdote pronuncia las palabras de la consagración, no lo hace como quien narra algo que hizo Jesús, sino como quien lo está haciendo (actualizando) en ese momento, por virtud de las palabras de Cristo, en cuya Persona actúa.

"En la última Cena, Cristo instituyó el sacrificio y el banquete pascuales. Por estos misterios el sacrificio de la cruz se hace continuamente presente en la Iglesia, cuando el sacerdote, representando a Cristo Señor, realiza lo mismo que el Señor hizo y encomendó a sus discípulos que hicieran en memoria de Él." [Cfr. Concilio Ecuménico Vaticano II, Constitución sobre la Sagrada Liturgia, Sacrosanctum Concilium, núm. 47; Sagrada Congregación de Ritos, Instrucción Eucharisticum mysterium, día 25 de mayo de 1967, núms. 3 a. b: A.A.S. 59 (1967) págs. 540-541] .

Cristo, pues, tomó el pan y el cáliz, dio gracias, partió el pan, y los dio a sus discípulos, diciendo: Tomad, comed, bebed; esto es mi Cuerpo; éste es el cáliz de mi Sangre. Haced esto en conmemoración mía. Por eso, la Iglesia ha ordenado toda la celebración de la Liturgia Eucarística con estas partes que responden a las palabras y a las acciones de Cristo, a saber:

1) En la preparación de los dones se llevan al altar el pan y el vino con agua, es decir, los mismos elementos que Cristo tomó en sus manos.
2) En la Plegaria Eucarística se dan gracias a Dios por toda la obra de la salvación y las ofrendas se convierten en el Cuerpo y en la Sangre de Cristo.
3) Por la fracción del pan y por la Comunión, los fieles, aunque sean muchos, reciben de un único pan el Cuerpo, y de un único cáliz la Sangre del Señor, del mismo modo como los Apóstoles lo recibieron de las manos del mismo Cristo".

Por lo tanto, al hacerse este gesto (partir la hostia) cuando se pronuncian las palabras "lo partió", se está trastocando el orden de las acciones de la Última Cena. "Partir la hostia durante la Plegaria Eucarística, al decir 'lo partió y lo dio a sus discípulos' es comprimir en una dos acciones distintas de la Liturgia de la Eucaristía, y tratar de convertir la memoria litúrgica en representación dramática.

El pan no está realmente bendecido (es decir, consagrado) hasta después del momento en que algunos celebrantes lo parten (es decir, hasta que no pronuncian las palabras de la consagración. Esta práctica, por tanto, en lugar de seguir más fielmente la Escritura, "altera el orden que en ella se describe (es decir, bendecir-partir, se cambian en partir-bendecir" (D. C. SMOLARSKI, SJ, "Cómo no decir la Santa Misa", Dossiers CPL 41, Barcelona 21990, 58).


La devoción por la Virgen de Lourdes

Aunque había mucho para decir sobre los milagros de curación del alma y el cuerpo que la advocación de Nuestra Señora de Lourdes produce, nada se señaló durante la celebración eucarística en Beccar.

Lourdes, como un centro de la cristiandad en Francia nace a partir de la aparición que la Inmaculada Concepción hace a la niña Bernardette Soubirous, en una gruta de Massabielle, cuando juntaba leña para su casa; allí la Virgen se le aparece por primera vez el 11 de Febrero de 1858. A esta humilde joven, la Virgen le pide que vuelva a ese lugar a rezar. Al regresar a su casa y comentar lo ocurrido la gente se entusiasma pero encuentra en los sacerdotes y en las autoridades el rechazo, porque piensan que la niña miente.

Pese a ello Bernardette sigue yendo a la gruta para ver a la Señora (aún sin saber quién era en realidad), y se le revela que es la Inmaculada Concepción y le pide vaya a rezar allí durante quince días por la conversión de los pecadores.

Durante esas visitas la Virgen le anuncia su deseo de que en ese lugar se construya un santuario para que acudan a él todos los que se encuentren enfermos del cuerpo y del alma.

Es así cuando la Virgen le pide a Bernardette que cave en el suelo y allí hace brotar una fuente, que sanará a los peregrinos que vayan a buscar el auxilio de la Madre de Jesús.

Durante las 18 apariciones la Virgen le pide: "lleven este mensaje al mundo; hagan penitencia y se conviertan a través de la oración".

Pese al temor de las autoridades, la fe de la gente hace que la visión de esta niña haga realidad el deseo de la Virgen y se levante una capilla, comenzando a realizarse las procesiones que continúan sin cesar.


En Beccar

La iglesia dedicada a Nuestra Señora de Lourdes fue inaugurada el 11 de Febrero de 1933 sobre tierras de la familia Ursain donde estaba un cultivo de flores. El primer capellán fue el presbítero Anselmo Grosso. El 9 de Noviembre de 1949 fue declarada parroquia y su primer párroco fue el presbítero Luis Truffini.

 

 

.: Portal UNO Argentina

Facebook | Flickr | Twitter | Instagram | Youtube

 

 

 
 
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
ENCUESTA
¿Qué incide más para tener un país mejor?
Mejor educación
Mayor seguridad
Más trabajo

Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook
Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA ROTARY CLUB DAMAS ROSADAS FUNDACION CONIN
CUIDAR CASA DE GALILEA FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
BIBLIOTECA POPULAR DE SAN ISIDRO ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA CENTRO DE EXCOMBATIENTES DE MALVINAS SAN ISIDRO ALANON
TU VIDA EN TUS MANOS ASOCIACIÓN SINDROME DE DOWN DE LA REPÚBLICA ARGENTINA COLEGIO DE VETERINARIOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER
LAS LOMAS ORAL CLUB DE LEONES PREFECTURA NAVAL ARGENTINA
LA CHATA SOLIDARIA ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA FUNDACION NOSOTROS
INSTITUCION FÁTIMA UASI LA CAVA OBISPADO DE SAN ISIDRO FUNDACIÓN COR

Ver farmacias de turno en San Isidro
BUSCADOR
Google

PORTADA

FAMILIA

ENTIDADES

PUBLICIDAD

EFEMÉRIDES

RELIGIOSAS

HISTORIAS

PLANO

SANTORAL

VALORES

ECOLOGÍA

GUÍA DE COLEGIOS

AGENDA

NOTICIAS

JARDINERÍA

GUÍAS DE DATOS

RESTAURANTES

COMENTARIOS

MASCOTAS

GUÍAS DE ORGANIZACIONES

ACTIVIDAD CULTURAL

DEPORTES

SALUD

FARMACIAS

EDUCACION

ENVIAR INFORMACION

FAVORITOS

PRONÓSTICOS

 

P o r t a l   U N O   A r g e n t i n a
Todos los derechos reservados | 2004-2018