San Isidro, Buenos Aires | |
       
      Flickr Twitter Facebook
  .: VALORES

 
El siniestro comercio de seres humanos
   
El conductor televisivo Alejandro Wiebe, conocido desde tiempos del programa Fax como "Marley" hizo pública su participación en una práctica altamente cuestionable, como es la del "alquiler de vientres" en EE.UU., algo que es ilegal en la Argentina.

Una empresa que comercializa seres humanos radicada en Los Ángeles (California) fue la contratada por el adinerado conductor de imprecisa sexualidad de 47 años para que, luego de una multiestimulación ovárica de una mujer de Siberia (Rusia), se insertara uno de los embriones en el útero de una mujer que vive en el norte de los EE.UU. y a la que conoció personalmente.

La madre del único hijo de Wiebe que sobrevivió a la técnica utilizada (hubo 14 óvulos y de los fecundados sólo uno "prosperó") tiene 16 semanas de embarazo.

Según señaló el conductor, los trámites para adoptar un hijo son largos (tal vez no tanto como los 20 años que dice haber investigando sobre lo que ahora hizo) y por eso hace 2 años inició los trámites para comprar su descendencia.

No se sabe -y no importa- si Marley es heterosexual, homosexual o bisexual, pero lo que sí se sabe es que él dice que ahora, cuando está solo y a poco de los cincuenta, es cuando quiere satisfacer su deseo que comenzó antes de los 30, de ser padre.

Y para acceder debió pagar unos 2.000.000 de pesos para masturbarse, que alguien insemine unos cuantos óvulos de una mujer rusa y que en el útero de una mujer norteamericana crezca uno de sus hijos (alguno o algunos fueron "desechados" antes de llegar al endometrio de la "gestante").

Es claro que Marley lucra desde hace décadas con su aparente torpeza y despiste, pero todos sabemos que de tonto -en muchos aspectos- tiene poco. Y como hombre inteligente que es seguramente habrá buscado información sobre esta "industria" de los vientres de alquiler. Y que si terminó pagando por ello es porque poco le importan los aspectos éticos y morales que implican tan siniestra práctica.

Lo natural, lo que la sabia naturaleza ha previsto, es que un hombre sea fértil la mayor parte del tiempo desde su pubertad hasta entrando en la ancianidad y que la mujer lo sea periódicamente hasta un poco más allá de las cuatro décadas de vida. Y que en la mayoría de los casos no son necesarios recursos farmacológicos para condicionar nacimientos. Y también es natural que hombres y mujeres gesten y protejan a su descendencia, que tanto necesita de uno como de otro. Y así ha sido el mundo desde sus orígenes.

Intentar "naturalizar" estas prácticas de mercantilización, abuso, muerte y condicionamiento de la identidad (impulsado o justificado por la industria médica y farmacológica) no es algo bueno en cuanto transforma a las personas en OBJETOS de compra, venta o alquiler.


Comercio de seres humanos en el pasado

Poco a poco, como una serpiente que acecha a su presa, los medios de comunicación -tan carentes de principios muchas veces y tan ávidos de ingresos económicos a como dé lugar-, van recortando información para que en la población haya aceptación o tolerancia sobre acciones cuestionables. Consultas a médicos especializados que argumentan que un óvulo fecundado NO es vida humana aún, que hablan con liviandad sobre la selección de embrios "viables", no son contenidos inofensivos que nos ofrecen la tele, los diarios, los sitios web y las radios cuando estos temas aparecen.


"UN HIJO NO ES ALGO QUE SE COMPRA, ES UNA PERSONA"

Marie-Josèphe Bonnet es feminista y homosexual. Militó en el Movimiento de Liberación de las Mujeres y participó en la creación del Frente Homosexual de Acción Revolucionaria y de las Tortilleras Rojas. En un ensayo titulado "Adiós a las rebeldes", criticó el "matrimonio" entre personas del mismo sexo y las reivindicaciones de una parte del movimiento homosexual que, en su opinión, hace el juego al capitalismo.

En una entrevista de Le Berry Républicain señaló "Estoy contra el comercio de bebés, contra la mercantilización del cuerpo de la mujer. Estas prácticas suponen que algunas de ellas se convertirán en vientres disponibles para hacer un hijo y luego abandonarlo en manos de una pareja que lo compra. Un niño tiene dos ramas, dos líneas, es lo que favorece la diversidad humana, es lo que hay que respetar."
 
"Me parece ofensiva la donación anónima de esperma, porque de esa forma se fabrican niños que no tendrán acceso a conocer sus orígenes. Realmente no hay derecho a traer al mundo a un niño de esa forma, sabiendo lo importante que es, para la propia construcción de uno mismo, saber de dónde se viene. Todos los niños que nacen con una X [en su filiación] se obsesionan en un momento dado con su origen.”
 
"En realidad es el sector rico de los gays el que se ve cuestionado, esos que están muy bien integrados en la sociedad, ganan mucho dinero y sólo tienen deseos de normalizarse para que se les acepte mejor. Lo único que les falta es poder tener un hijo. Por lo demás, lo tienen todo. Y como no pueden tener un hijo, compran los servicios de una mujer. Un hijo no es un derecho, un hijo no es una cosa que se compra. Es una persona. Lo quieren todo, el pan y las tortas. Para mí, es una usurpación total.”

 
¿CUÁNTO CUESTA COMPRAR UN HIJO?

En California (EE.UU.) adquirir un bebé por vientre de alquiler cuesta entre 120.000 y 170.000 dólares.
La variación depende de distintos factores:
Necesidad de recurrir a la donación de óvulos y/o espermatozoides
El Estado en el que se realiza la subrogación uterina
Número de intentos de fecundación in vitro necesarios para lograr el embarazo de la gestante
Técnicas adicionales en el proceso de fecundación in vitro como DIAGNÓSTICO GENÉTICO PREIMPLANTACIONAL.
Condiciones de la gestante
Aspectos cubiertos por el seguro médico contratado
Complicaciones durante la gestación o luego del nacimiento.


"LA INDUSTRIA DEL VIENTRE DE ALQUILER ES COMO LA INDUSTRIA DEL SEXO, PROSTITUCIÓN Y PORNOGRAFÍA: ES DAÑINA, ES EGOISTA Y USA LA PROPAGANDA PARA ENGAÑAR"

La inglesa Julie Bindel, nacida en 1962, es una activista feminista con marcado rechazo (tal vez odio) a los hombres. Escribe sobre temas ligados a la mujer y la violencia en The Guardian y es lesbiana.

Bindel tiene claro que la industria de los vientres de alquiler daña a las mujeres y a los niños y dice que no debe ser legalizada en ningún país. Ha estado en la India y en Camboya conociendo la situación de las mujeres pobres que allí se dejan inseminar y embarazar con los hijos de "blancos ricos de Occidente", y ha escrito sobre eso en The Guardian.

"La industria del vientre de alquiler es como la industria del sexo, prostitución y pornografía: es dañina, es egoísta y usa la propaganda para engañar. El vientre de alquiler no es necesario en ningún caso. Busca normalizar la utilización de la mujer, y lo denuncio como feminista. Yo creo que la mejor forma de proteger a los niños es proteger a las madres y las mujeres", explicó Bindel.

"La industria del vientre de alquiler miente como los proxenetas que nos dicen que sus prostitutas son felices, o aquellas tabacaleras que decían que el tabaco no tenía efectos cancerígenos", aclara.

LA IMPORTANCIA DEL LENGUAJE

Bindel afirma que hablar de "maternidad subrogada" es como llamar “trabajadora del sexo” a la prostituta. "El lenguaje es clave, aquí hablamos de TRÁFICO DE ÚTEROS. En la industria llaman a la gestante 'la subrogada': no tiene nombre, no tiene identidad…  es un recipiente para lograr el bebé sonriente".

Insiste en que la "gestación altruista" no existe: "Una vez legalizado, ¿cómo puedes impedir que alguien pague a alguien, argumentando cualquier compensación o excusa? Siempre será comercial, y no hay forma de que una regulación impida que lo sea. Es una industria deshumanizante que comercia con cuerpos humanos.”

"Creo que nadie debería apoyar el vientre de alquiler. Es como permitir el tráfico de órganos de pobres, esa industria que compra riñones a los pobres del Congo... aunque el pobre acepte, el Estado, la comunidad internacional, debe impedirlo."

"Si legalizas los vientres de alquiler, das el mensaje a las nuevas generaciones de que los cuerpos son algo para comprar o alquilar. Hubo una época en que los pobres vendían su sangre. Hoy pensamos que eso es enfermizo, de desesperados, pero puede volver. Si no lo paramos, las nuevas generaciones pensarán que el cuerpo de la mujer no solo sirve para vender, sino que el cuerpo mismo se puede vender. Esta visión afectará a todas las mujeres, no solo a las que lo vendan. Por otra parte, si ser un niño adoptado ya tiene sus complicaciones, mucho más los hijos del vientre de alquiler. Al crecer quieres saber tus orígenes, tus raíces, saber de tu herencia biológica. No creo en el determinismo biológico, pero si comercializas el nacimiento, tendrá un efecto… “


OPINIONES “AUTORIZADAS”

El médico argentino Sergio Pasqualini (MN 39914) explicó que "Hay que hacer fertilización in vitro y ese embrión se coloca en el útero de la mujer que va a llevar adelante el embarazo. En el caso de dos hombres tienen que decidir quién aporta los espermatozoides". En ese escenario, pueden aportar los dos y QUE GANE EL MEJOR o formar embriones diferentes.

En el caso de dos hombres homosexuales, dijo el médico Pasqualini "Podés vos tomar la mitad de los óvulos de la donante, los colocás con los espermatozoides de uno y la otra mitad con los del otro. Cuando llega el momento de la transferencia los que hacen eso muchas veces intentan que nazcan mellizos como para que sea uno de cada uno."

Si vos tenés un embrión en el quinto día, las chances de que implante y produzca un embarazo son muy altas, más todavía si a ese embrión que le hacés un estudio genético y confirmás que es GENÉTICAMENTE NORMAL", precisó.


FAMOSOS COMPRADORES DE HIJOS

Los cantantes Ricky Martin, Miguel Bosé, Michael Jackson, Elton John, Jennifer López, Nicole Kidman y Beyoncé, el futbolista Cristiano Ronaldo, los actores Robert De Niro, Ricardo Fort, Roberto (Florencia) Trinidad, Sarah Jessica Parker, Matthew Broderick, Sharon Stone, Sofía Vergara, Neil Patrick Harris, Dennis Quaid, la modelo Elle McPherson y Tyra Banks, y el presentador Jimmy Fallon, son algunos de los famosos que han colaborado con el crecimiento de esta práctica de manipulación y comercialización de seres humanos para satisfacer sus deseos de tener un ser humano al que llamen hijo a toda costa.

En algunos casos los famosos aportaron los gametos (masculinos o femeninos) y en otros casos ni siquiera eso, como sucedió con Elton John, quien compró todo: óvulos, espermatozoides y vientre.


Famosos que apoyan el comercio de mujeres y niños

Los comerciantes de seres humanos son, sin duda, los máximos beneficiados con estos caprichos de ricos (no pocos homosexuales). Usando mujeres pobres o, al menos, con necesidad de subsistencia, promoviendo que con esta manipulación se obtienen hijos sanos con seguridad (asesinando a los "fallados").

La omnipotencia disfrazada de "humanidad" de los que optan por técnicas que pisotean la dignidad de mujeres y de seres humanos en gestación, va derribando las objeciones con la complicidad de los medios que, como suele suceder, comentan muy livianos de cuerpo lo que hacen ricos y famosos, sin contar TODA LA VERDAD.

La gestación por terceros debe ser prohibida porque constituye una violación de los derechos humanos de las mujeres y de los niños.


CURIOSO

Alejandro "Marley" Wiebe debutó en los medios en el programa "Fax" que conducía Nicolás Repetto en 1991. Con el correr de los años, la hija de Repetto, Juana (28) decidió tener un hijo sin vínculos con el padre contratando servicios de inseminación de un donante de semen. Aunque haya declarado que existe la posibilidad de que su hijo conozca a su padre en el futuro, lo cierto es que no crecerá con él.


Primera aparición de Alejandro Wiebe en "Fax" (1991)

Toribio, el hijo de Juana, tuvo su "bautismo" pagano (con “padrinos” y todo) mediante la plantación de un árbol junto a la ya inservible placenta donde se produjo su gestación.


UN SER HUMANO, LO MISMO QUE UN PERRO

Como sucede con los que se dedican a los perros de raza, los implicados en la práctica comercial de los "vientres de alquiler" preparan el escenario con todos sus actores: quien provee la esperma, quien provee los óvulos y quien se queda con los cachorros. Se cuida a la hembra como buena "fábrica". Se cuida al macho como buen proveedor. Se lucra con la vida animal para satisfacer los caprichos de quien no quiere un perro "marca perro", sino uno a medida, de raza.


Joseph Mengele, médico y oficial nazi en Auschwitz

Cualquier similitud con Joseph Mengele y la locura nazi de la raza perfecta,... no es mera coincidencia.


"SÓLO LAS COSAS, Y NUNCA LAS PERSONAS, PUEDEN SER COMPRADAS O VENDIDAS"

La doctora Mónica López Barahona (especialista en bioética presidente de la Cátedra de Bioética Jérôme Lejeune), denuncia que con la maternidad subrogada se produce "una cosificación del ser humano (madre e hijo) que pasa a ser considerado como un bien mercantil".

Señala que siguiendo el principio básico de “primero no hacer daño” antes de regularse esta práctica "ha de excluirse toda posibilidad de generar un daño a la salud de la madre gestante, de la donante y del niño”.

Hay estudios que comienzan a mostrar de qué manera afectan estos ciclos a la salud de la madre. El posible riesgo de "Síndrome de hiperestimulación ovárica”, de complicaciones en el embarazo (preeclampsia), o de padecer cáncer tras someterse a numerosos ciclos hormonales para obtener mas óvulos, no deben "excluirse y han de comunicarse a la mujer a la hora de firmar el contrato o consentimiento informado”.

"El 20% de las madres de alquiler necesitan ayuda psicológica tras el parto”

Además de la posibilidad de parto prematuro, gemelaridad, y nacimiento con peso inferior a lo normal, la médica destaca la importancia del "vínculo de apego” que se establece entre madre gestante y bebé gestado (incluso en el caso de no ser madre biológica), una comunicación hormonal e inmunológica que posteriormente prepara el cerebro de la madre para el nacimiento del hijo y su protección. Esto, "implica que una ruptura traumática de tal vínculo pueda suponer alguna complicación, también de carácter psicológico, para las madres y los hijos. De hecho, el 20% de las madres de alquiler necesitan ayuda psicológica tras el parto”.

En algunos de los casos se produce el abandono de niños con discapacidad intelectual o física. Existen casos de comitentes (los clientes) que, amparándose en el supuesto derecho que les otorga el haber realizado una transacción económica, rechazan la paternidad del bebé nacido por gestación subrogada cuando éste NO SATISFACE SUS CRITERIOS SUBJETIVOS. En el peor de los casos, desean que ese bebé SEA ELIMINADO eugenésicamente antes el parto mediante un aborto, sin tener voz en esta decisión la mujer gestante (que podría ser además la madre biológica).

"La mujer viene utilizada como medio para obtener una nueva vida, mercantilizando su cuerpo, y el niño es objeto de un deseo, pero no suficiente para constituirse en derecho

Desde el punto de vista legal, la doctora recuerda que "no existe un derecho al hijo” y asegura que "nadie tiene derecho a otra persona; ni la mujer, que en esta práctica viene utilizada como un medio, ni el bebé, la persona más vulnerable en esta intervención”.

Un bebé "no puede convertirse en objeto de ningún negocio jurídico, ya que sólo las cosas, y nunca las personas, pueden ser compradas o vendidas”.


MARCO LEGAL EN LA ARGENTINA

La ley 26.994 de aprobación del Código Civil y Comercial finalmente excluyó la técnica de maternidad subrogada. La norma finalmente aprobada es clara en afirmar que la maternidad quede determinada por el parto:

ARTICULO 562.- Voluntad procreacional. Los nacidos por las técnicas de reproducción humana asistida son hijos de quien dio a luz y del hombre o de la mujer que también ha prestado su consentimiento previo, informado y libre en los términos de los artículos 560 y 561, debidamente inscripto en el Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas, con independencia de quién haya aportado los gametos”.

CONTRATO NULO POR OBJETO ILICITO: La maternidad subrogada es un contrato que tiene por objeto que una mujer se comprometa a gestar a una persona por nacer, concebida previamente por técnicas de procreación artificial, y entregarla a los requirentes luego del parto.

El objeto de este contrato recae tanto en el “servicio” de gestar como en la obligación de entrega de la persona por nacer.

Para la doctrina civilista clásica, se trata de un objeto contrario a la moral y las buenas costumbres (art. 279 Código Civil y Comercial). Pero aún sin entrar en la cuestión “moral”, plenamente válida, también es claro que estamos ante un objeto que afecta la dignidad de la persona humana y contradice normas de orden público (art. 279 Código Civil y Comercial).

Por estas razones, se trata de un contrato nulo y de nulidad absoluta (art. 386 Código Civil y Comercial) cuya nulidad debe ser declarada de oficio, no puede ser exigible judicialmente, no puede ser confirmado y su nulidad es imprescriptible (art. 387 Código Civil y Comercial).

LA IDENTIFICACION DEL RECIÉN NACIDO Y LAS NORMAS SOBRE TRÁFICO DE NIÑOS: Entre las normas que violentan el contrato de maternidad subrogada se encuentran las que buscan preservar la relación madre-hijo, la pronta identificación del recién nacido, la protección del derecho a la identidad y la prevención del tráfico de niños.

Hay figuras penales específicas sobre los actos de privación o sustracción de elementos configurantes de la identidad de un niño y ello configura una clara prohibición, que no es subsanable por la autonomía de la voluntad.

La ley 24.540 (1995) regula expresamente el régimen de identificación de los recién nacidos y tal política se configura como una exigencia de orden público en nuestro país.

En el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, la ley 1.226 crea “el Sistema de Identificación del Recién Nacido y de su Madre, de aplicación obligatoria en todo el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, el cual tendrá por objeto asegurar a las personas su legítimo derecho a la identidad así como garantizar la indemnidad del vínculo materno filial”.

LA PROHIBICION DE LA ENTREGA DIRECTA DE NIÑOS: El nuevo Código Civil y Comercial prohíbe la entrega directa de niños de forma muy categórica:

“ARTICULO 611.- Guarda de hecho. Prohibición. Queda prohibida expresamente la entrega directa en guarda de niños, niñas y adolescentes mediante escritura pública o acto administrativo, así como la entrega directa en guarda otorgada por cualquiera de los progenitores u otros familiares del niño. La transgresión de la prohibición habilita al juez a separar al niño transitoria o definitivamente de su pretenso guardador, excepto que se compruebe judicialmente que la elección de los progenitores se funda en la existencia de un vínculo de parentesco, entre éstos y el o los pretensos guardadores del niño. Ni la guarda de hecho, ni los supuestos de guarda judicial o delegación del ejercicio de la responsabilidad parental deben ser considerados a los fines de la adopción”.

Los términos de este artículo no dejan dudas sobre la amplitud de la prohibición, de tal modo que sería contradictorio admitir que por simple contrato se pacte la entrega directa de un niño, alegando como único fundamento que se realiza con la intermediación técnica rentada de un centro de procreación artificial.

Por otra parte, la adopción es un proceso excepcional y judicialmente controlado, que ofrece garantías para resguardar la identidad del niño y comprobar la idoneidad de los padres.

En cambio, la maternidad subrogada se realiza fuera de todo control judicial. Incluso, el Código Civil y Comercial exige que una madre no dé en adopción a su hijo, sino luego de que hayan pasado al menos 45 días del nacimiento (art. 607 inciso b).

EXCLUSIÓN DE LAS TÉCNICAS DE PROCREACIÓN ARTIFICIAL: más allá de las críticas que merece la ley 26.862 de acceso integral a las técnicas de reproducción asistida, en lo que concierne al punto que estamos analizando, corresponde señalar que la “maternidad subrogada” no fue incorporada como técnica autorizada en el articulado de esa norma.

Podríamos citar otros argumentos, entre ellos las normas que protegen el derecho a la identidad de los niños o prohíben la explotación de la mujer, para demostrar que la maternidad subrogada se encuentra prohibida en el derecho argentino.

En todo caso, reiteramos la necesidad de que se adopten todas las medidas que prioricen el interés superior de los niños y pongan límites a las biotecnologías que, aplicadas a la procreación humana, están afectando la originalidad de la transmisión de la vida humana.


[Fuentes: Religión en Libertad, Actuall, Telefe, Enciclopedia de Bioética, Centro de Bioética, Persona y Familia, BabyGest]

 

 

.: Portal UNO Argentina

Facebook | Flickr | Twitter

 

 

 
 
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
ENCUESTA
¿Qué incide más para tener un país mejor?
Mejor educación
Mayor seguridad
Más trabajo

Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA ROTARY CLUB DAMAS ROSADAS FUNDACION CONIN
CUIDAR CASA DE GALILEA FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
BIBLIOTECA POPULAR DE SAN ISIDRO MADRES DEL DOLOR FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA CENTRO DE EXCOMBATIENTES DE MALVINAS SAN ISIDRO
TU VIDA EN TUS MANOS ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO COLEGIO DE VETERINARIOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER
LA CHATA SOLIDARIA ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA FUNDACION NOSOTROS
INSTITUCION FÁTIMA UASI LA CAVA FUNDACIÓN COR

Ver farmacias de turno en San Isidro
BUSCADOR
Google

PORTADA

FAMILIA

ENTIDADES

PUBLICIDAD

EFEMÉRIDES

RELIGIOSAS

HISTORIAS

PLANO

SANTORAL

VALORES

ECOLOGÍA

GUÍA DE COLEGIOS

AGENDA

NOTICIAS

JARDINERÍA

GUÍAS DE DATOS

RESTAURANTES

COMENTARIOS

MASCOTAS

GUÍAS DE ORGANIZACIONES

ACTIVIDAD CULTURAL

DEPORTES

SALUD

FARMACIAS

EDUCACION

ENVIAR INFORMACION

FAVORITOS

 

P o r t a l   U N O   A r g e n t i n a
Todos los derechos reservados | 2004-2016