San Isidro, Buenos Aires | |
       
Telegram Compartir en WHATSAPP Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook    
  .: RELIGIOSAS

 
Cuestionan la ignorancia o una posible connivencia en el obispado alemán
   
En un hecho sorprendente, que difícilmente pueda dejar de relacionarse con algunos comentarios sobre las "internas" y los desatinos existentes entre hombres de la Iglesia Católica, los obispos de Alemania autorizaron la administración de la píldora del día siguiente en casos de violación, con lo que "se generó una situación insalvable que no permite trazar una línea divisoria clara y que pone a la Iglesia en ese país europeo de vuelta en los años 90’s cuando asumió posturas controvertidas respecto al aborto", explicó la experta pro-vida alemana Sophia Kuby.

Los obispos de Alemania acordaron permitir que la "píldora del día siguiente" pueda administrarse en los hospitales católicos en casos de violación, "partiendo de la base de que sus principios sean no abortivos, sino anticonceptivos. Seguirá sin poderse aplicar métodos médicos o farmacéuticos que conlleven la muerte del embrión", añade la declaración publicada en el sitio web de la Conferencia Episcopal de Alemania el 22 de Febrero.

Sophia Kuby, Directora de European Dignity Watch con sede en Bruselas (Bélgica), explicó que "la decisión de la Conferencia Episcopal Alemana de permitir la administración de la píldora del día siguiente en hospitales católicos en casos de violación tiene que leerse de forma diferenciada".

"Desde el punto de vista teológico, los obispos alemanes no han cambiado su opinión al decir que, en caso de violación, se puede dar una píldora del día siguiente, si y solo si, impide el embarazo. Eso debe leerse a la luz de lo que la doctrina católica enseña sobre el inicio del embarazo, es decir con la fertilización del óvulo".

Kuby recordó luego que "de acuerdo a la ley alemana el embarazo comienza con la anidación. Esto significa que una píldora del día siguiente que tenga un efecto abortivo sigue estando prohibida. Y aquí está el problema: los Obispos alemanes se refieren a una ‘evidencia científica’ como base para su reciente evaluación moral y teológica de la píldora del día siguiente; pese a que el principal estudio que parece servirles de base, solo describe el efecto anticonceptivo de la píldora en cuestión".

Sin embargo, la experta alemana aclaró que "la masiva evidencia de renombrados expertos en el mundo muestra que no existe tal píldora que no tenga además un efecto abortivo. Entonces, la ‘evidencia científica’ a la que los obispos alemanes se refieren no está equivocada, sino INCOMPLETA. Esta evidencia científica incompleta, sin embargo, es equivalente a una suposición equivocada, porque el efecto que no ha sido cubierto por el estudio es el problema crucial".

"Una píldora del día siguiente sin un potencial efecto abortivo no existe en el mercado global. Entonces, la declaración de los Obispos alemanes es, de hecho, muy problemática y da su aprobación moral a algo que simplemente no existe. La consecuencia es una situación insalvable".

Kuby cuestiona: "¿Quién puede decir con claridad que la fertilización ha ocurrido o no? ¿Qué hospital católico, de aquí en adelante, rechazará administrar la píldora del día siguiente a una víctima de violación si la fertilización pudo haberse dado hace algunas horas? ¿Estas horas harían alguna diferencia para la mujer traumatizada?"

Tras recordar que en su declaración, los obispos afirma que "en cualquier caso, la decisión de la mujer involucrada debe ser respetada", Kuby alerta que "este es exactamente el mismo lenguaje que regula la consejería obligatoria antes de un aborto en Alemania".

Para la directora de European Dignity Watch "la situación es preocupantemente similar al dilema de la participación de la Iglesia Católica en la consejería ante el aborto en Alemania en los 90’s que concluyó eventualmente en el año 2000 luego de varias enérgicas y extraordinarias exhortaciones del Papa Juan Pablo II y la Curia romana".

"Los obispos alemanes han creado, dice Sophia Kuby, una situación que no solo hará imposible –médica y teológicamente– trazar una línea clara. La Iglesia Católica en Alemania estaba a punto de salir de la paralización moral en el asunto de la defensa de la vida, que fue consecuencia de la ‘cooperatio ad malum’ (colaboración en el mal como dijo Juan Pablo II) en la consejería sobre el aborto".

Kuby concluye señalando que "con la decisión de la píldora del día siguiente, aunque no haya problema teológico (con la declaración) cuando es leída aisladamente del actual contexto cultural y científico, la Iglesia en Alemania está de vuelta en los 90’s".


Mas expertos cuestionan a obispos alemanes sobre píldora del día siguiente

La Dra. Catherine Vierling y el Dr. Justo Aznar, reconocidos expertos cuestionaron la existencia de una píldora del día siguiente que carezca de un mecanismo abortivo antiimplantatorio, como afirmaron en la Conferencia Episcopal Alemana que autorizó el uso de estos fármacos en casos de violación.

"No hay fármaco que en un 100% garantice que no cause un aborto", dijo la Dra. Catherine Vierling el 22 de Febrero, que estudió medicina en las Universidades de París y Estrasburgo.

Los obispos acordaron permitir el uso de la "píldora del día siguiente" pueda administrarse en los hospitales católicos en casos de violación, "partiendo de la base de que sus principios sean no abortivos, sino anticonceptivos".

Al respecto, la Dra. Vierling cuestionó que exista una nueva fórmula de la píldora que sólo sea anticonceptiva.

"Ese fármaco tiene al menos 4 efectos y no hay píldora en el mundo que se puede disociar de estas 4 fases", explicó. Estas incluyen, dijo, la "acidificación de la vagina, que destruye el esperma", la prevención de la ovulación, un efecto abortivo al impedir el paso del embrión al útero y el efecto que impide que el óvulo fecundado se implante.

"Pero a la luz de la información que los obispos alemanes han dado, ellos quieren remarcar que siempre es mejor evitar la concepción de un nuevo ser humano que abortarlo", indicó.

Sobre este tema, el doctor Justo Aznar, miembro de la Pontificia Academia para la Vida (PAV) y Director del Estudio de Ciencias de la Vida de la Universidad Católica de Valencia (España), declaró estar sorprendido por la declaración de los obispos alemanes y consideró que hay un "desconocimiento técnico".

El profesional precisó que la píldora del día siguiente que se comercializa actualmente "en la mitad de los casos actúa por un mecanismo anticonceptivo y la otra mitad por un mecanismo antiimplantatorio". El experto, como Vierling, niega la existencia de un fármaco con efectos exclusivamente anticonceptivos distribuido bajo el nombre de "píldora del día siguiente".


"Nuevos preparados" y procedimientos "justificables"

La polémica declaración publicada en su sitio web, la Conferencia Episcopal de Alemania autorizó el uso de la "píldora del día siguiente" en los hospitales católicos para las mujeres víctimas de violación sexual alegando que existen "nuevos preparados" que no tendrían efecto abortivo.

La breve declaración titulada "Cuestiones teológico-morales en casos de violación (la píldora del día después)", fue publicada al finalizar la asamblea plenaria que reunió a los obispos del país en la localidad de Trier.

El texto sostiene que "el Cardenal Karl Lehmann (Maguncia), en su calidad de presidente de la Comisión Doctrinal de la Conferencia Episcopal Alemana, ha presentado sobre la base de los últimos avances de la ciencia, una vez constatada la disponibilidad de nuevos preparados con principios activos alterados, la evaluación teológico-moral del empleo de la llamada ‘píldora del día después’". Sin embargo, el texto no identifica estos "nuevos preparados".

"La asamblea plenaria ha reiterado que las mujeres que hayan sufrido una violación reciben, por supuesto, asistencia humana, médica, psicológica y espiritual en los hospitales católicos. Esto puede incluir la administración de la ‘píldora del día después’ partiendo de la base de que sus principios sean no abortivos, sino anticonceptivos. Seguirá sin poderse aplicar métodos médicos o farmacéuticos que conlleven la muerte del embrión", agrega.

A fines de Enero el cardenal Joachim Meisner había dicho que, –de acuerdo con la Congregación para la Doctrina de la Fe y la Academia Pontificia para la Vida – "si un fármaco que evita la concepción es usado luego de una violación con el propósito de evitar la fertilización, entonces eso en mi opinión es justificable".


Esas píldoras postcoitales no abortivas no existen

El presidente de la Federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas, el doctor José María Simón Castellví, explicó que "La píldora del día después tiene un efecto abortivo. No existen esas supuestas píldoras del día después sin efecto abortivo de las que hablan los obispos alemanes".

"A los médicos de la FIAMC no nos consta ninguna nueva píldora postcoital con menos efectos abortivos. Al contrario, recientemente hemos estudiado estos temas y hemos publicado un documento de más de 100 páginas que recoge datos nuevos, como que los nuevos fármacos poscoitales, cuantos menos efectos secundarios pretenden, con dosis más ajustadas, más riesgo tienen de provocar efectos anti-implantatorios, es decir, abortivos", responde el doctor.

"Es difícil estudiar cuán abortiva es tal o cual variante de píldora poscoital si se toma en el periodo fértil del ciclo femenino: unos hablarán del 70%, otros del 50%, pero el riesgo de abortar a un nuevo ser humano inocente, con estas píldoras, está ahí y la Iglesia defiende la vida".

La asistencia a mujeres violadas en los hospitales católicos, sin duda, ha de ser exquisita, pero no con píldoras poscoitales (que como hemos visto son abortivas). El protocolo que acepta la ética católica y la buena praxis médica, explica el médico es otro. 

  1. Acogida a la mujer, escucha y apoyo personalizado
  2. Limpieza vaginal, eliminación del esperma del agresor, etc...
  3. Aplicar antibióticos de amplio espectro, para prevenir posibles contagios de sífilis y gonorrea y otras enfermedades sexuales (por la salud de la mujer, pero también para proteger a un posible- aunque infrecuente- bebé).
  4. Análisis de sangre inmediato, para saber en qué fase del ciclo femenino se encuentra; si no es fase fértil, no habrá embarazo.
  5. Si hay riesgo de ovulación, se puede inhibir hormonalmente, por lo general con una inyección .
  6. Es bueno buscar y detener al violador y comprobar sus posibles enfermedades de transmisión sexual.
  7. Hay que aportar un seguimiento de atención psicológica y espiritual a la mujer.
  8. En caso de embarazo y dificultad económica, a todo este apoyo psico-anímico y terapéutico hay que sumar apoyo económico y otras ayudas específicas.

Pero nada de esto incluye ningún supuesto "nuevo preparado" que pueda llamarse "píldora del día después" como hace la prensa... ¡y los obispos alemanes!


Los obispos ignoran a médicos y asesores pontificios

"Creo los obispos alemanes tienen un problema de asesores. La agencia ACI publicaba hace poco que un asesor del cardenal Meisner está muy implicado en ciertas farmacéuticas", lamenta el doctor Simón. "Desde luego, a la Federación Internacional de Médicos Católicos no nos han consultado nada. Es lamentable, porque nuestro reciente documento de 100 páginas sobre la defensa de la vida humana en el ámbito médico lo escribimos y presentamos originalmente en alemán. Además, organizamos un gran encuentro internacional hace unas semanas en Alemania sobre la atención católica al enfermo, y excepto el cardenal Marx y alguno más, allí no había obispos. Estábamos disponibles y nadie nos consultó. No entiendo que un episcopado actúe así, y que también hayan obviado a la Pontifica Académica para la Vida, que está para eso, para consultarla. Tengo que pensar que han sido manipulados."


Rebeldía en los hospitales de lengua alemana

Pero más allá de la ineficacia comunicativa de los obispos alemanes, el doctor Simón lamenta "cierta fariseismo bastante extendido en muchos hospitales católicos de zonas de lengua alemana, que realizan prácticas contrarias a la doctrina católica pero lo niegan. Me consta que en hospitales católicos de Viena se entregan hasta 25 tipos distintos de píldoras anticonceptivas, abusando del principio de "doble efecto", diciendo que son para el acné. Conozco un médico al que no dejaron trabajar en un hospital católico de Viena porque dijo que se negaba a recetar anticonceptivos. En Estados Unidos estos casos de desobediencia a la ética católica se detectan y combaten con bastante agilidad; en las zonas de cultura germánica no se está haciendo".


MAS INFORMACIÓN EN PORTAL UNO:

[Fuente: Aciprensa/ReL]

 

 

.: Portal UNO Argentina

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

 

 

 
 
Ver farmacias de turno en San Isidro
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA ROTARY CLUB DAMAS ROSADAS FUNDACION CONIN
CUIDAR CASA DE GALILEA FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
BIBLIOTECA POPULAR DE SAN ISIDRO MADRES DEL DOLOR FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA CENTRO DE EXCOMBATIENTES DE MALVINAS SAN ISIDRO FUNDACIÓN COR
TU VIDA EN TUS MANOS ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO UASI LA CAVA CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER
INSTITUCION FÁTIMA
LA CHATA SOLIDARIA ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA FUNDACION NOSOTROS

BUSCADOR
Google

PORTADA

FAMILIA

ENTIDADES

GUÍAS DE DATOS

EFEMÉRIDES

RELIGIOSAS

HISTORIAS

PLANO

SANTORAL

VALORES

ECOLOGÍA

COLEGIOS

AGENDA

NOTICIAS

SALUD

ORGANIZACIONES

CULTURA

COMENTARIOS

PUBLICIDAD

ENVIAR INFO

EDUCACION

DEPORTES

FARMACIAS

 

P o r t a l   U N O   A r g e n t i n a
Todos los derechos reservados | 2004-2020