San Isidro, Buenos Aires | |
       
Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook      
  .: RELIGIOSAS

 
Una crisis es una oportunidad, pero hay que actuar con claridad
   
San Isidro tiene, desde hace muchos años, un seminario diocesano que lleva el nombre de San Agustín.

Allí, en Adrián Beccar Varela 699, San Isidro, se prepara a los hombres que sienten el llamado una vida consagrada a Dios.

E
n este seminario se vive, como en otros, una pérdida en el número de las vocaciones, es decir, en la cantidad de hombres interesados en ser sacerdotes. Además de que no son pocos los que allí fueron formados y a los pocos años (y en ocasiones con bastante tiempo de ejercicio sacerdotal) abandonaron ("colgaron", solemos decir) los hábitos.


Aquí se impone considerar puntos importantes:

  1. Habiendo tantos colegios con orientación religiosa católica en San Isidro (en el partido y en la diócesis) ¿Por qué no surgen más hombres interesados en dedicar su vida a Dios, a través de una labor pastoral "de tiempo completo" y "sin limitaciones"? ¿Tendrá que ver con que algunos templos ya no se llenan de fieles los domingos?
  2. Siendo el seminario San Agustín el ámbito de formación sacerdotal en San Isidro, ¿Por qué nos enteramos desde hace años de que cada vez son menos los que allí están formándose?
  3. ¿Por qué habiendo tenido tiempo (años) en decidir si realmente era su vocación auténtica, los que se ordenaron claudican en su entrega provocando serios daños en la comunidad (la feligresía) a los pocos años?. ¿Acaso no se los prepara para lo que van a vivir? ¿Se los preparaba mejor antes?
  4. Los sacerdotes que ejercen su ministerio en San Isidro se ven cada vez mas superados por la cantidad de parroquias, misas y funciones pastorales que atender, fruto de la escasez de consagrados. ¿Será que se deberán hacer menos cosas, pero mejor?

Esta situación hace que, si bien es necesario que haya más laicos comprometidos en la tarea evangelizadora, muchas acciones tengan a no consagrados a cargo.

Si buscáramos razones para explicar este duro panorama (una crisis que, como tal, es una oportunidad si se actúa con claridad), podríamos tener en cuenta que, aunque los colegios confesionales no están para provocar vocaciones (aunque deberían
proponérselo), en ellos no hay sacerdotes como hubo en el pasado. La cercanía de un hombre (o una mujer) que entregan su vida a Dios y al prójimo brinda una experiencia cotidiana irremplazable.

Aunque también es serio tener en cuenta que si esa experiencia cotidiana no guarda coherencia, auténtico desprendimiento y vocación de servicio, la referencia será literalmente un mensaje en contra de las vocaciones.

Y saliéndonos del ámbito escolar, cuando un sacerdote se presenta como "uno más", tan corriente como cualquiera, que hasta en su trato, vocabulario y humor a veces no parece que fuera el mismo que optó por ser fiel seguidor de Cristo, obediente de su obispo y del Papa, tampoco es un faro que ilumine el corazón de un joven para imitarlo.

Además de estos puntos, sobre los que sería posible profundizar, vale contemplar la diversidad de posiciones que transita la Iglesia católica. Se encuentra el feligrés con sacerdotes claramente fieles a la liturgia y otros que se toman "libertades" a la hora de la Santa Misa (ofrendas, consagración, textos, etc.), incluso transgrediendo disposiciones expresas. Súmele el lector a los que no están a mano un tiempo prudencial antes de comenzar la misa para confesar, los que "despachan" a los feligreses (porque siempre están apurados), los que no preparan la homilía, los que aplican su propio punto de vista por encima del Magisterio de la Iglesia, los que ocultan su condición de sacerdote usando prendas que no lo identifican como tal...

En todos estos casos, que afortunadamente, no son todos, el sacerdote en ejercicio no aparece claramente como un ejemplo definido, concreto, de qué signfica dar la vida por Cristo.

En una carta pastoral publicada con ocasión de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada que se celebra este 2 de Febrero, Fiesta de la Presentación del Señor, monseñor Demetrio Fernández, Obispo de Tarazona (España), señaló que la falta de radicalidad en la vida consagrada es una de las principales causas de la crisis vocacional.

"Un cristiano ya está consagrado por el bautismo, pero la vida consagrada es un nuevo título de consagración que lleva el bautismo hasta su plenitud", dice el prelado; y agrega que "la vida consagrada es un grito profético en el mundo de hoy (y siempre), que nos recuerda a todos cuáles son los valores definitivos del Reino, los que Cristo ha vivido en las bienaventuranzas y a los que Cristo invita cuando llama a seguirle de cerca".

Monseñor Fernández destacó que "vivimos tiempos de crisis, también en la vida consagrada. La secularización, es decir, vivir como si Dios no existiera, acomodándose a los criterios y a las formas del mundo, se ha filtrado también en el estilo de la vida consagrada".

"Parece una contradicción, pero desgraciadamente es así. Una vida consagrada en la que no se esté dispuesto/a a vivir con radicalidad la entrega a Jesucristo, con el amor loco al estilo de san Pablo, es una vida poco atrayente y nada estimulante para los jóvenes de hoy. He aquí una de las razones de la escasez de vocaciones", explica el Obispo de Tarazona.

El prelado reconoce que "el tema de las escasez o falta de vocaciones entre los/las jóvenes es muy complejo, y no se reduce a una sola causa, pero los Institutos de vida consagrada que viven con coherencia ‘haberlo perdido todo por Jesucristo’, tienen vocaciones. Por el contrario –agrega–, los Institutos que se han acomodado a este mundo, no tienen vocaciones, se van extinguiendo paulatinamente".

"La Jornada mundial de la vida consagrada es una ocasión para pedirle al Señor por las personas que han consagrado su vida totalmente el Señor. Para que sean fieles al amor primero que les llevó a dejarlo todo por Jesucristo", concluye el obispo Fernández.


.: Portal Uno Argentina

 

 

.: Portal UNO Argentina

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

 

 

 
 
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
ENCUESTA
¿Qué incide más para tener un país mejor?
Mejor educación
Mayor seguridad
Más trabajo

Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA ROTARY CLUB DAMAS ROSADAS FUNDACION CONIN
CUIDAR CASA DE GALILEA FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
BIBLIOTECA POPULAR DE SAN ISIDRO MADRES DEL DOLOR FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA CENTRO DE EXCOMBATIENTES DE MALVINAS SAN ISIDRO FUNDACIÓN COR
TU VIDA EN TUS MANOS ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO UASI LA CAVA CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER
INSTITUCION FÁTIMA
LA CHATA SOLIDARIA ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA FUNDACION NOSOTROS

Ver farmacias de turno en San Isidro
BUSCADOR
Google

PORTADA

FAMILIA

ENTIDADES

PUBLICIDAD

EFEMÉRIDES

RELIGIOSAS

HISTORIAS

PLANO

SANTORAL

VALORES

ECOLOGÍA

GUÍA DE COLEGIOS

AGENDA

NOTICIAS

JARDINERÍA

GUÍAS DE DATOS

RESTAURANTES

COMENTARIOS

MASCOTAS

GUÍAS DE ORGANIZACIONES

ACTIVIDAD CULTURAL

DEPORTES

SALUD

FARMACIAS

EDUCACION

ENVIAR INFORMACION

FAVORITOS

 

P o r t a l   U N O   A r g e n t i n a
Todos los derechos reservados | 2004-2019