San Isidro, Buenos Aires | |
       
      Flickr Twitter Facebook
  .: ACADÉMICAS

 
El ACV, en muchos casos, puede evitarse
   
Desde hace varios años el ataque cerebral -también llamado ictus, stroke, ACV- es la segunda causa de muerte y la primera de incapacidad en el mundo. En la Argentina se produce 1 cada 4 minutos y alrededor de 14.000 personas mueren anualmente como consecuencia de un Accidente Cerebro Vascular (ACV), según indicó el Ministerio de Salud de la Nación.

Según los especialistas internacionales, las actuales cifras de enfermos por ACV se triplicaran hacia fines del 2020 como consecuencia de un aumento en la expectativa de vida y la falta de planes de prevención.

El ACV es una afección causada por la pérdida de flujo sanguíneo cerebral (isquémico) o por el sangrado (hemorrágico) dentro de la cabeza y cualquiera de las dos situaciones pueden provocar que las neuronas se debiliten o mueran ya que, sin oxígeno, las células nerviosas no pueden funcionar.

Las partes del cuerpo controladas por las regiones del cerebro afectadas dejan de funcionar y los efectos de un ACV suelen ser permanentes. Eso es debido a que las células cerebrales muertas no se pueden reemplazar. Por medio del reconocimiento temprano de los signos de un ataque cerebral y la búsqueda inmediata de atención médica, se pueden reducir las posibilidades de muerte y discapacidad.

El Dr. Gregorio Abiusi -neurólogo del Hospital Municipal "Ciudad de Boulogne" [Av. Avelino Rolón 1240, Boulogne]- conoce el tema y es vehemente al exponer sobre las estadísticas y las medidas de prevención que deben tomarse al respecto.

El profesional insiste en la detcción temprana de los síntomas del ataque cerebral, para que mediante la rápida acción profesional (entre 3 y 4 horas y media) se pueda lograr una superación del episodio o, al menos, reducir sus consecuencias en la calidad de vida del paciente.

El ataque cerebral puede ser silente (que no tiene síntomas visibles o fueron desestimados por el paciente) o tener manifestaciones claras y detectables.

Si bien con la edad aumentan las posibilidades de padecer un ataque cerebral, en lo referente al sexo se determinan incidencias que pueden evitarse: el consumo de anticonceptivos en las mujeres de menos de 40 años para evitar un embarazo y recetados a las mujeres menopáusicas para reducir síntomas propios de ese período natural, provoca una alteración hormonal que agrede a las arterias favoreciendo la formación de trombosis cerebral, hecho determinado desde hace 35 años. Si a ese factor se le suma el consumo de tabaco y alcohol, el resultado es que la mujer está en peor condición que antes.

El 6% de las jubilaciones por discapacidad en la Argentina (según datos oficiales del año 2005) se otorgan a personas aún jóvenes que han sufrido las consecuencias de la hipertensión, aunque el problema real es anterior a ella. No obstante, el 30% de los casos de ACV no tienen causas conocidas.

El Dr. Abiusi señaló la importancia de evitar la automedicación ("cuanto más aspirina consume una persona más posibilidades hay de un ataque cerebral por hemorragia"), por un lado, e insistir en la amplia difusión de todos los factores de riesgo que forman parte de la vida cotidiana de la población: tabaquismo, hipertensión arterial, diabetes, obesidad, cardiopatías (con la enfermedad de Chagas-Mazza en primer término y alcoholismo), consumo de carnes rojas, etc.

No obstante, los factores genéticos, el medio ambiente y el sexo son también parte de los componentes que los profesionales de la salud deben tener en cuenta en el abordaje de esta afección.

La Sociedad Neurológica Argentina, alineada con las principales instituciones de neurología del mundo, utiliza cada 29 de Octubre para estimular la divulgación de los factores de riesgo y la necesidad de un cambio actitudinal sobre la calidad de vida que llevan adelante las personas, como método eficaz contra el ataque cerebral.

Cuando se produce un ataque cerebral o accidente cerebro vascular las neuronas se debilitan o mueren, ya que sin oxígeno las células nerviosas no pueden funcionar. Las partes del cuerpo controladas por las regiones del cerebro afectadas, consecuentemente, también dejarán de funcionar.

Los efectos de un ataque cerebral son a menudo permanentes, ya que las células cerebrales muertas no se pueden reemplazar.

Afortunadamente, por medio del reconocimiento temprano de los signos de un ataque cerebral y la búsqueda inmediata de atención médica se pueden reducir considerablemente las posibilidades de muerte y discapacidad.

 

 

.: Portal UNO Argentina

Facebook | Flickr | Twitter

 

 

 
 
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
ENCUESTA
¿Qué incide más para tener un país mejor?
Mejor educación
Mayor seguridad
Más trabajo

Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA ROTARY CLUB DAMAS ROSADAS FUNDACION CONIN
CUIDAR CASA DE GALILEA FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
BIBLIOTECA POPULAR DE SAN ISIDRO MADRES DEL DOLOR FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA CENTRO DE EXCOMBATIENTES DE MALVINAS SAN ISIDRO
TU VIDA EN TUS MANOS ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO COLEGIO DE VETERINARIOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER
LA CHATA SOLIDARIA ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA FUNDACION NOSOTROS
INSTITUCION FÁTIMA UASI LA CAVA FUNDACIÓN COR

Ver farmacias de turno en San Isidro
BUSCADOR
Google

PORTADA

FAMILIA

ENTIDADES

PUBLICIDAD

EFEMÉRIDES

RELIGIOSAS

HISTORIAS

PLANO

SANTORAL

VALORES

ECOLOGÍA

GUÍA DE COLEGIOS

AGENDA

NOTICIAS

JARDINERÍA

GUÍAS DE DATOS

RESTAURANTES

COMENTARIOS

MASCOTAS

GUÍAS DE ORGANIZACIONES

ACTIVIDAD CULTURAL

DEPORTES

SALUD

FARMACIAS

EDUCACION

ENVIAR INFORMACION

FAVORITOS

 

P o r t a l   U N O   A r g e n t i n a
Todos los derechos reservados | 2004-2016