San Isidro, Buenos Aires | |
       
Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook      
  .: HISTORIAS

 
Historias de escuelas de San Isidro
   
La primera escuela de San Isidro fue aquella que funcionó en la casa ofrecida generosamente por el Capellán Fernando Ruiz Corredor, contando con la colaboración de Francisco Silva, primer maestro autorizado a ejercer la docencia por el Cabildo de Buenos Aires como resultado de la solicitud elevada el 30 de Mayo de 1730 por medio del Procurador General.

También se tiene noticias de una escuela privada para niñas que funcionó a principios del siglo XIX en casa que fuera de Juana Rueda González, que debió abandonar la enseñanza en 1811, hasta que mediante una subvención de 300 pesos otorgada por el Cabildo pudo reiniciar las clases en enero de 1812.

En aquel mismo año fue habilitada nuevamente la escuela de varones merced al generoso esfuerzo del párroco Bartolomé Márquez, quien contribuyó con 600 pesos para la erección del edificio que, según descripción de la época, contaba con "10 varas de largo, 5 de ancho y 4 1/2 de elevación con techo de azotea" cuya obra fue finalizada en 1813, por lo que tras el llamado a concursó sus primeros preceptores fueron los presbíteros Basilio Antonio García y Francisco de Paula Rivera.

Llegada la época rivadaviana, fue creada por decreto del 2 de Enero de 1823 la Sociedad de Beneficencia que tenía a su cargo la inspección de escuelas de niñas, ocupando los cargos de Secretaria y Presidente de aquella benemérita institución doña Mariquita Sánchez de Mendeville. La Sociedad de Beneficencia fundó en San Isidro una escuela pública para niñas que en 1828 estuvo a cargo de Petrona Márquez.

Durante la época federal, en 1835, las escuelas pasaron a depender económicamente de las Juntas Escolares locales, y el régimen imperante hizo sentir el peso de su influencia en la educación.

Así fue como el 15 de Junio de 1835 el canónigo Saturnino Segurola hizo llegar una nota, a la Junta Inspectora de Escuelas de San Isidro, ordenando a los preceptores del Estado y particulares de ambos sexos el uso de la divisa punzó "los hombres sobre el pecho y al lado izquierdo y las mujeres en la cabeza".

Según lo sostenido por el Pbro. Francisco C. Actis en su conocida obra, durante el gobierno de Rosas la instrucción primaria en San Isidro "cobró nuevo impulso, y adquirió más estable organización, interesando a las autoridades locales en su inspección asidua, responsabilizándolas de la eficacia de su acción, y dándole la honorable significación que le corresponde en la vida pública". No obstante estas buenas intenciones, los esfuerzos del Régimen Federal para mantener las escuelas que funcionaban en San Isidro se vieron frustradas debido a las consecuencias económicas originadas por el bloqueo francés de 1838, razón por la cual algunas debieron suspender las clases pudiendo reiniciarlas en 1839 aunque con ingentes dificultades.

Después de Caseros, las nuevas autoridades se abocaron a la reorganización de las escuelas del Estado. Así fue como en 1853 ya funcionaba nuevamente la escuela para niñas de San Isidro y en 1860 la localidad de Punta Chica contaba con dos colegios privados.

Bernabé Márquez, a la sazón Presidente de la Municipalidad, inició las gestiones pertinentes ante el Departamento de Escuelas de la Provincia para lograr la creación de una escuela primaria rural, con tal motivo le escribió a Domingo F. Sarmiento informándole que disponía de una casa de "tres piezas cómodas y su correspondiente cocina, paredes de ladrillo y techo de paja en buen estado".

Sarmiento, Jefe del Departamento de Escuelas, no desaprovechó el ofrecimiento prestando su apoyo de tal manera que, el 11 de Noviembre de 1861, se inauguró la "Escuela Rural de San Isidro", siendo su primera preceptora la señora Vicenta Ravelo de Espiñeira. Con los años el partido de San Isidro perdió esta escuela debido a que se encontraba ubicada en Fondo de la Legua y Paraná, en terrenos que formaron parte del nuevo municipio de Vicente López.

Según nos relata Beccar Varela, "las autoridades de San Isidro y los hombres influyentes de la política local, se han preocupado en todos los momentos, de formar los consejos directivos de las escuelas, con personas de espectabilidad, fijándose solamente en el interés de la educación y de la enseñanza de la juventud, sin tener en cuenta para nada, la tendencia política a que pertenecen", con el resultado asombroso que honra a su generación, si recordamos que, en 1884, cuando el Consejo Escolar estuvo presidido por el infatigable Dr. Cosme Beccar, se logró la hazaña de que en el partido no hubiera un solo niño que dejara de recibir instrucción.

En consecuencia San Isidro se hizo acreedor al "premio anual al Consejo Escolar que haya conseguido aumentar más concurrencia de alumnos a las escuelas", consistente en la suma de 5.000 pesos nacionales y una mención honorífica a cada uno de los miembros que lo componían.

El Consejo Escolar estaba constituido en aquel momento por el ya mencionado Dr. Cosme Beccar y los vocales Federico de las Carreras, Carlos S. Vernet, Francisco Márquez y Juan José Díaz.

Pasaron los años y las escuelas primarias oficiales junto a los colegios privados fueron acompañando el gran aumento demográfico estudiantil. La enseñanza media oficial tuvo su inicio con la creación del Colegio Secundario de San Isidro cuando el 31 de Mayo de 1916 firmaron el decreto correspondiente el entonces presidente Dr. Victorino de la Plaza refrendado por su ministro de Justicia e Instrucción Pública Dr. Carlos Saavedra Lamas.

Un año después se lo denominó "Colegio Nacional de San Isidro" y 53 años más tarde, el 8 de Noviembre de 1969, se le impuso el nombre de "Dr. Antonio Sagarna", en homenaje al ilustre educador entrerriano, destacado jurisconsulto, ministro de Justicia e Instrucción Pública durante el gobierno de Alvear y miembro de la Corte Suprema de Justicia, la que presidió como ministro decano en 1946 y 1947.

A este establecimiento dedicado a la enseñanza media tambíém se le sumaron otros de carácter oficial o privado, correspondientes a los cursos de Bachillerato, Comercial, Técnica, Artística y Asistencia.


-> Bernardo Lozier Almazan

 

 

.: Portal UNO Argentina

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

 

 

 
 
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
ENCUESTA
¿Qué incide más para tener un país mejor?
Mejor educación
Mayor seguridad
Más trabajo

Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA ROTARY CLUB DAMAS ROSADAS FUNDACION CONIN
CUIDAR CASA DE GALILEA FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
BIBLIOTECA POPULAR DE SAN ISIDRO MADRES DEL DOLOR FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA CENTRO DE EXCOMBATIENTES DE MALVINAS SAN ISIDRO FUNDACIÓN COR
TU VIDA EN TUS MANOS ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO UASI LA CAVA CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER
INSTITUCION FÁTIMA
LA CHATA SOLIDARIA ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA FUNDACION NOSOTROS

Ver farmacias de turno en San Isidro
BUSCADOR
Google

PORTADA

FAMILIA

ENTIDADES

PUBLICIDAD

EFEMÉRIDES

RELIGIOSAS

HISTORIAS

PLANO

SANTORAL

VALORES

ECOLOGÍA

GUÍA DE COLEGIOS

AGENDA

NOTICIAS

JARDINERÍA

GUÍAS DE DATOS

RESTAURANTES

COMENTARIOS

MASCOTAS

GUÍAS DE ORGANIZACIONES

ACTIVIDAD CULTURAL

DEPORTES

SALUD

FARMACIAS

EDUCACION

ENVIAR INFORMACION

FAVORITOS

 

P o r t a l   U N O   A r g e n t i n a
Todos los derechos reservados | 2004-2018